El Plan de acción tutorial (PAT)

El Plan de acción tutorial (PAT) es un documento de gestión institucional, a medio o largo plazo, que explicita la organización de las tutorías en una institución (Gairín et al., 2004).

Se trata de un conjunto ordenado de acciones sistemáticas y previamente planificadas, con la colaboración de la comunidad universitaria, que tiene por finalidad guiar, orientar y acompañar al alumnado durante sus estudios universitarios.

La incorporación de la acción tutorial a la educación superior es reciente. Entre los factores que han propiciado su implantación en la Universidad española encontramos los siguientes:

  • La necesidad de adaptación a los requisitos del espacio europeo de educación superior (EEES) y la implantación de los sistemas de garantía de calidad para la mejora de la calidad de la educación superior.
  • Es un intento de intervenir frente de las nuevas necesidades de la institución universitaria y la heterogeneidad de los estudiantes que acceden a ella.
  • Se considera una forma de responder a la exigencia social sobre el rendimiento y los resultados del sistema universitario.
  • La tutoría permite la detección de necesidades y la identificación de puntos débiles y puntos fuertes en cuestiones académicas y docentes, por lo que es de gran utilidad para los responsables académicos y de gestión.

Como características de la tutoría universitaria se señalan las siguientes:

  • Es una acción docente de orientación dirigida a facilitar la integración en la institución, dado que sirve de puente entre el alumnado y los diferentes servicios universitarios.
  • La tutoría contribuye a personalizar la educación universitaria, dando soporte al alumnado en su proceso de formación.
  • La tutoría mejora la docencia universitaria y implica un aumento en la calidad de los servicios que se ofrecen al alumnado, por lo que supone un rasgo de prestigio institucional para la Universidad.

 En esta sección se presenta el nuevo Plan de acción tutorial de la UIB, que ha sido revisado para adaptarlo a la situación actual recogiendo las demandas y las opiniones manifestadas por los protagonistas del proceso, es decir, profesorado y alumnado.

Dicho Plan se deberá adaptar a las necesidades y características de las diferentes enseñanzas de la Universidad.